Erika Saab, candidata del Partido Revolucionario Institucional (PRI), por la presidencia municipal de San Felipe Orizatlán, destacó la importancia de que las mujeres ocupen cargos de elección popular. “El siguiente capítulo en la vida del municipio, debe escribirse con la fuerza transformadora de las mujeres”, afirmó.

Lo anterior lo señaló en el debate virtual, en donde expresó que es fundamental, en materia educativa, tener mejores niveles de bienestar social, lograr un crecimiento económico con menos desigualdad social y ampliar las oportunidades sobre todo a las y los jóvenes.

En ese sentido, planteó promover la cultura y reforzar los valores, impulsar la ciencia y tecnología, así como generar proyectos innovadores y fortalecer la democracia en la población, para el mejor desarrollo de la juventud.

De igual forma, en materia de salud, la aspirante del Tricolor refirió “vamos a fortalecer los Centros de Salud del Municipio, haciendo las gestiones necesarias para que tengan el personal completo, el medicamento y equipo necesario para que puedan dar una atención con calidad y calidez”.

Al respecto, aseveró que durante su gobierno, realizará brigadas médicas y odontológicas de manera permanente, en las comunidades más alejadas, en las cuales se entregue medicamento gratuito para atender las enfermedades más comunes.

Detalló que se atenderá de manera puntual a las personas con problemas de diabetes, hipertensión y enfermedades crónico degenerativas, además de que se equipará fortalecerá la Unidad Básica de Rehabilitación, y se destinar el uso de vehículos para atender emergencias médicas.

“Quiero decirles por qué quiero ser Presidenta Municipal, porque soy una mujer que tiene vocación de Servicio, tengo más de 20 años de experiencia en la administración pública y quiero fijar un rumbo con honestidad, con responsabilidad, con claridad, con experiencia y con la firmeza de una mujer”, agregó.

Por este motivo, pidió a la ciudadanía de Orizatlán, brindarle la confianza el próximo 18 de octubre, con el objetivo de mostrar a la población que las mujeres pueden gobernar el municipio.