No amedrentó al presidente de la república Andrés Manuel López Obrador, el que una treintena de universidades autónomas en el país adviertan de un paro nacional de no aumentarse el presupuesto 2020 a las mismas en 17 mil millones de pesos más. El aumento presupuestal será ligeramente superior al índice inflacionario que se alcance la finalizar el año, les dijo el mandatario, para subrayar que tienen que aprender a vivir austeramente.

De igual manera, el Presidente dejó en claro que la Federación no tiene adeudos con ninguna universidad del país, como afirma la Universidad Autónoma de Baja California.

“No se trata de que las universidades digan que tienen un déficit, que no hay para la nómina, para los aguinaldos, que necesitan más dinero”, dijo el mandatario, para subrayar que “cuentas claras y chocolate espero” y aunque se trata de planteles autónomos “tiene que haber transparencia en el manejo de los fondos.

La Federación, dijo, cumplirá su compromiso de recomendar que el presupuesto que se autorice a las universidades no esté por debajo del índice de inflación.

Plantean la negativa actuación del Grupo Universidad al Presidente López Obrador

No preocupa a López Obrador que, como se le expuso, una treintena de universidades adviertan que se irán a paro nacional. “No se puede –autorizar más recursos-; somos simplemente administradores del dinero del pueblo, dinero bendito, y tenemos que actuar con disciplina.”

De autorizarse recursos “a diestra y siniestra”, dijo, “se caería en déficit y tendríamos que aumentar los impuestos, crear impuestos nuevos, decretar gasolinazos y aumentar la deuda –pública-. ¡Y eso ya no! ¡No vamos a estar a expensas del chantaje!”

Añadió que de existir justicia, si la petición es justa, “se tiene que responder, pero no así de que nos agrupamos y la la huelga. Esos son grupos de presión y así ya no es la cosa.”

De ser necesario “hay que revisar cuánto presupuesto se asigna a cada universidad y cuánto se estima que recibirán el año próximo”; cuentas claras, insistió.

“Todos estamos obligados a actuar con austeridad”, afirmó, para subrayar que “tengo autoridad moral para decirlo”, y recordó que mientras en 2018 la presidencia de la república tuvo un presupuesto de tres mil millones de pesos, este año, con el mismo presupuesto, se tendrá un ahorro de dos mil 200 millones de pesos.

Invitó a las universidades a no realizar gastos superfluos y afirmó que anteriormente se usaban recursos de las universidades para hacer “turismo político, congresos, pagar viajes al extranjero.” Si tenían dos congresos al año, les recomendó, “ahora tengan uno, y si tenían 100 viajes al extranjero ahora tengan 50.”

Porque además, les subrayó, los maestros universitarios están muy mal pagados.