Pachuca.- En los momentos actuales del país, los actores políticos debemos evitar cualquier acción de sectarismo y cerrazón, porque sí no se platica o no se dialoga no es política, afirmó el perredista Jesús Ortega, en una reunión con integrantes del partido del Sol Azteca en un restaurante de la Zona Plateada en la capital del estado.

En el lugar del encuentro donde se encontraban el dirigente estatal del Partido de la Revolución Democrática Héctor Chávez Ruiz y el ex senador de ese partido Isidro Pedraza Chávez, el ex dirigente nacional del PRD señaló que sí bien se aseguraban que se encontraban en ese lugar para un encuentro con Francisco Xavier Berganza Escorza, señaló que no era cierto, pero que sí se diera la posibilidad de una reunión la concretarían.

“En esta reunión no se tenía programada la presencia de este personaje, pero vamos a buscar a muchos de los actores de la vida política y social de Hidalgo y tenemos abierta la posibilidad de hablar con todos, porque yo no me imagino a un político que diga yo no quiero platicar con esa persona, entonces ese no es un político sino un rencoroso”.

El PRD dejó de ser un partido de grupos con intereses personales

Ortega Martínez, añadió que todo personaje que participa en política sabe que esta actividad es consustancial al diálogo por lo que consideró que deben estar abiertos en todo momento a un encuentro donde si hay coincidencias hay posibilidades de algunos acuerdos para caminar juntos,

“En los encuentros con otros personajes de la política podemos encontrar muchas coincidencias, pero también muchas diferencias, o más diferencias que coincidencias, pero sí no se plática, porque imaginemos que en estos hubiera un diputado que no quisiera dialogar con sus colegas, pues simple u sencillamente se  aísla y le puede pasar lo que a Fernández Noroña, que a todo mundo insulta y por eso es un personaje aislado”.

Para finalizar Jesús Medina, manifestó que si se diera una invitación o convocatoria con Francisco Xavier, la van analizar, pero todo bajo la premisa de que al interior de su instituto político ni están negados en sentarse a dialogar, además de que lo menos que pretenden, es aislarse.