Este viernes, acaeció en la ciudad de Pachuca, Gonzalo Torrescano Villaseñor, uno de los pioneros del ciclismo hidalguense, al ser impulsor de este deporte que inculcó en varias generaciones de jóvenes deportistas en la entidad.

Aarón Oviedo, quien lo recuerda en su taller de la calle de Mina, comparte que lo ve como una figura de tío, un caballero, buen amigo y una persona muy valiosa, quien enseñó a rodar e incluso a reparar la bicicleta a las personas a quienes inculcó el deporte del ciclismo.

Apasionado del ciclismo de ruta, aconsejaba a los jóvenes, pues Oviedo refiere que don Gonzalo les decía, “nunca ruedes solo, y si sales a rodar, seguro a alguien te vas a encontrar”.

Corregía, orientaba y enseñaba a rodar en bicicleta, dice Aarón, quien recuerda que en su taller, Gonzalo Torrescano derrochaba estilo, pues al concluir sus labores en su taller de bicicletas, se quitaba el overol y aparecía debajo del mismo el caballero, siempre de camisa y corbata.

  • Los restos mortales de Torrescano serán velados en el SUTSPEEH y será sepultado en el panteón municipal.

 

COMPARTIR