La magistrada presidenta del Tribunal Superior de Justicia del estado Blanca Sánchez Martínez reconoció la dificultad que tienen mujeres y hombres para poder demostrar en el caso de una violación, que fueron víctimas tanto de violencia física como moral, por lo que consideró que esto no debe ser requisito forzoso para acreditar el delito.

Consideró que de acuerdo con la legislación vigente establecida en el Código Penal único, es necesario validar los dos tipos de violencia y no solamente uno, por lo que reconoció que ha detectado la dificultad para que las victimas acrediten ambas violencias.

Ante ello, dijo que una de sus consideraciones es que dentro de las reformas que plantea el Senado de la Republica a las Leyes Secundarias, se pueda reforzar el artículo “para darle otro enfoque en el que no se tenga que demostrar forzosamente esa violencia física o moral sino simplemente la violación cuando no exista el consentimiento de la otra parte”, explicó.

Añadió que con ello se daría otro enfoque a las leyes penales con una perspectiva de género y en este caso, que “una mujer o un hombre no se tenga que desgastar en demostrar elementos innecesarios”.

Si hay que apoyar para legislar o ver en que podemos apoyar para el tema de género, hoy la violación se habla de que exista forzosamente la violencia física o moral, a lo que yo me he enfrentado es que para demostrar precisamente, cuesta un poco de trabajo demostrar perfectamente la violencia física y moral a la vez porque tienen que demostrarse las dos”.

Explicó que no en todos los casos se dan los dos tipos de violencia, representando una dificultad para las víctimas para demostrar ambos elementos  “ojala que en estos temas se pudiera reformar el artículo para poder incluso darle otro toque en el que no se tenga que demostrar forzosamente” apuntó.