El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Hidalgo advirtió a los padres de familia que revisen las mochilas de sus hijos, para que éstas no sobrepasen el 10 por ciento del peso del menor, y de esta manera prevenir lesiones en columna vertebral y en diversas partes de la espalda, que podrían ser permanentes.

Ángel Cano Rodríguez, ortopedista y especialista en columna vertebral del IMSS en Hidalgo, destacó que al momento de cargar una mochila con exceso de peso, esto no se manifiesta en dolor o alteraciones de forma inmediata.

Sin embargo, advirtió que de continuar con esta carga, puede provocar a los niños mayor contractura y lesiones en la columna, y en general en el sistema osteomuscular, así como dolor crónico que después se llega a manifestar a partir de los 30 años de edad.

Explicó que los especialistas en rehabilitación realizan diversas terapias para evitar que las molestias y afecciones en espalda, cadera o rodillas sean irreversibles, ya que usualmente estos problemas se presentan debido a que los menores que cursan primaria y secundaria cargan mochilas que pesan en promedio, entre ocho y hasta 13 kilogramos.

Un niño de 10 años pesa alrededor de 33 kilos; si tomamos como referencia que la mochila pesa ocho kilos, carga más del 10 por ciento de su peso corporal, lo recomendable sería que sus libros y cuadernos pesaran en total 3.3 kilogramos”.

Por lo anterior, el ortopedista del IMSS recomendó que es importante no sobrecargar a los menores, y evitar que lleven útiles adicionales a los necesarios.

Aconsejó tratar de que no guarden juguetes u objetos pesados en sus mochilas, y usar de preferencia, mochilas con ruedas para reducir la carga.

Cano Rodríguez indicó que existen otras medidas que ayudan a prevenir que los menores sufran dolor y desgaste en la columna, como evitar el sedentarismo prolongado al ver por dos o más horas la televisión o jugar frente a la computadora, además de hacer ejercicio para mantener con movimiento músculos y articulaciones.

Señaló que en caso de presentar algún malestar o dolor en espalda, rodillas o articulaciones, es importante llevar a los menores a su Unidad de Medicina Familiar más cercana para recibir la atención adecuada y evitar que se genere una lesión más fuerte.