Para estos momentos y desde que inició el movimiento de los integrantes de la Policía Federal Preventiva contra su inclusión a la Guardia Nacional, debe haber más preguntas que respuestas y confusión que claridad respecto a la verdadera función que tiene y que tendrá este cuerpo de seguridad que desde siempre ha sido uno de los más criticados y hasta señalado por uno de los anteriores ombudsman del estado – sin que su dicho fuera tomado como oficial- como una de las fuerzas de seguridad del estado más corruptas y con riesgo de que en determinado momento se quisiera manejar de forma independiente y autónoma.

Entre las críticas que se pueden recordar son las de un ex titular de la Comisión  de Derechos Humanos del Estado, quien en pláticas de sobremesa con otro personaje de tiempos similares que se dedicaba a la capacitación policial, comentaban de las quejas hacia los agentes de seguridad ya que ese era el motivo que los reunía,  y era en esas pláticas que pedían quedaran fuera de grabación y que no fueran tomadas como versiones oficiales, en las que ya se hablaba de la forma de operar de la entonces Policía Federal de Caminos, que en son se burla ellos decían que más parecía de “caninos”.

Los argumentos de ambos eran respecto a que además de la forma de operar que era de detener a diestra y siniestra a los automovilistas y literalmente encontrar una falla inexistente en sus documentos obligaban y no se sabe sí aún lo hacen a entregar diferentes cantidades de dinero, además de que su sueldo y lo que lograban aparte les permitía desayunar y comer en restaurantes caros, además de que hasta el momento no se sabía de un solo agente de esa agrupación que después pasó a ser la Policía Federal Preventiva, que tuviera carencias o viviera en casas de interés social.

Lo peor de todo, coincidían los entonces servidores públicos, en que desde entonces ya comenzaban a sentirse no solo hechos a mano se decía en tono de burla, sino que ya comenzaban a sentir que eran autónomos y que se podían mandar solos y hacer lo que quisieran sin importar la autoridad bajo la cual se encontraran.

Es por eso que la pregunta ahora es ¿porque luchan? por sus derechos o por los privilegios, ya que hasta el momento se antoja difícil que a su movimiento, además de sus familiares se puedan sumar los diferentes sectores de la población por lo que se asegura que de esa manera, solamente se demuestra que ante el escaso apoyo social solamente puedan estar  luchando más por los privilegios que por sus derechos.

Nadie sabe hasta el momento sí las cosas han cambiado, pero lo cierto es que realmente no se conoce a qué tipo de intereses obedecen, porque todo se ha revuelto tanto y han salido tantas versiones que ya nadie quiere creer que se trate de un movimiento realmente por causas justas sino que realmente puede haber intereses totalmente oscuros que pueden dejar en peores condiciones de  credibilidad a este cuerpo de seguridad que corre el riesgo de ser borrado para evitarse mayores problemas.

Además hay quienes también cuestionan los verdaderos valores que rigen a quienes forman parte de esa agrupación de seguridad ya que después de decirse hombres y mujeres preparados para proteger y ayudar a la ciudadanía, finalmente se nieguen a formar parte de una Guardia Nacional y de ponerse a las órdenes de otro tipo de mandos, o será finalmente que es esto lo que n les gusta ya que realmente su labor consistía sin mayores esfuerzos, en hacer recorridos de vigilancia en horarios establecidos, y que ahora tengan que obedecer a otros mandos y trabajar para ellos, es probable que esa sea una de las causas de sus inconformidades de dice en voz  baja y alta en todos los sectores de la población.

COMPARTIR