El gobernador Omar Fayad dio el banderazo a la segunda etapa de la Super vía Colosio, que comprenderá un distribuidor vial de tres puentes en el entronque del bulevar Colosio con el bulevar Ramón G. Bonfil, en donde aprovechó para señalar que su gobierno no entregará recursos a organizaciones intermediarias, en clara alusión a Antorcha Campesina, que se manifestó en las inmediaciones del evento.

fayad dijo en su mensaje, “estoy trabajando estrechamente con el gobierno de la república y me he propuesto ser modelo de coordinación con el gobierno de la república, porque aquí trabajamos unidos, el presidente López Obrador y Omar Fayad, sin colores partidistas y en beneficio de la gente que es quien más lo necesita”.

Aseguró que como el gobierno de la república, no van a ceder ante las organizaciones y sus pseudolíderes que todavía siguen creyendo que el dinero del pueblo va a fluir a través de organizaciones, “ni de organizaciones ni nadie, el dinero tiene que ir directo a las obras, directo a los programas sociales y directo a la gente”.

Indicó en alusión a Antorcha, que por él, se pueden quedar en plantón cinco meses o cinco años, pues lo mismo se lo han hecho a otros gobiernos.

Fayad dijo que la puerta está abierta al dialogo a los campesino, pero descartó que se vaya a entablar dialogo a través de pseudoliderazgos que sólo quieren beneficiarse a si mismos.
Anticipó que seguirán haciendo presencia, financiados por abajo, pero que a él su presencia no le molesta, “nosotros a lo nuestro, a trabajar por Hidalgo”.

En el arranque de obra, el gobernador destacó que esta obra tendrá un costo de más de 191 millones 603 mil 725 pesos y que beneficiará a más de 267 mil habitantes de la capital hidalguense.

La segunda etapa de la Super Vía Colosio representa darle solución no solo al problema del tráfico. La obra que hoy iniciamos también está pensada en la sustentabilidad, en la protección al medio ambiente, en la seguridad vial y sobre todo en las familias de Hidalgo”.

Indicó que con este distribuiros, se apoya el traslado de quienes visitan Pachuca de otras partes del estado y del país; y sobre todo a las familias de la zona metropolitana de la capital hidalguense, quienes ya podrán circular sin los contratiempos que este cruce genera.

Recordó que sobre la Súper Vía Colosio se acaba de inaugurar el puente elevado y el paso a desnivel a la altura de “El Chacón”, que ayuda a evitar accidentes y a resolver los embotellamientos que frecuentemente se presentaban desde el trébol La Paz hasta la zona de Las Palomas.

Indicó que está en marcha la modernizando del bulevar Nuevo Hidalgo, y anunció que el gobierno del estado, junto con el municipio de Pachuca, arrancará un programa de bacheo en conjunto con Pachuca, además de que próximamente dará inicio un gran programa de bacheo con otros municipios.

Pero no solo en Pachuca y en su zona metropolitana estamos haciendo grandes obras de infraestructura. Concluimos el tramo que le corresponde al gobierno de Hidalgo de la carretera Pachuca–Huejutla y trabajando con el gobierno federal, habremos de concluirla totalmente”.

Reconoció que serán algunos meses de espera para esta obra en el entronque Colosio-Bonfil, “pero les aseguro que valdrá la pena. Como ya lo vimos con la construcción del tramo que en días pasados inauguramos en El Chacón”.

Dijo que esta obra contará con cámaras de videovigilancia conectadas al C5i, el más avanzado de México y de Latinoamérica, además de que se instalarán 116 lámparas con tecnología LED, que ayudarán a la seguridad de los automovilistas y transeúntes, además de que se plantarán árboles en el lugar.

La construcción de un mejor Hidalgo, requiere del incremento de nuestra infraestructura vial, porque con vialidades modernas, rápidas y seguras transformamos nuestro entorno y hacemos que Hidalgo siga creciendo”.

 

Universidades Tecnológicas

Por otro lado, en conversación con los medios, Fayad se refirió a la manifestación que estudiantes de las Universidades Tecnológicas de Hidalgo realizaron en el Congreso de Hidalgo, donde exigieron un incremento a los presupuestos de estas instituciones.

Fayad dijo que sostuvo una conversación con más de 300 estudiantes y maestros de los 18 planteles de universidades politécnicas y tecnológicas, quienes le externaron que no se le retire su beca a más de 14 mil alumnos que recibían la beca Prospera en Hidalgo, y ya no la están recibiendo.

Consideró que puede ser un grave problema social, pues indicó que entre quienes ya les retiraron la beca, hay muchachos con promedios de más de 9 de calificación, por lo que le solicitaron que fuera el conducto para pedirle al presidente López Obrador la restitución de su beca, “en quien siempre encuentro sensibilidad política para los problemas de Hidalgo”.