Ni en buenas, ni en regulares condiciones se encuentran las unidades del Tuzobús que se utilizan diariamente para prestar el servicio, refirió el Secretario de Movilidad y Transporte del Estado José Luis Guevara Muñoz con base en la revista vehicular realizada junto con los ingenieros mecánicos y expertos de Mercedes Benz.

Consideró que dichos resultados buscarán resolverse de manera urgente ya que las condiciones de las unidades que se operan diariamente ponen en riesgo la vida de los usuarios y los operadores, derivado del descuido y la falta de mantenimiento que se dio desde el arranque del Sistema de Transporte Colectivo con la empresa Corredor Felipe Ángeles.

Guevara Muñoz mencionó que dentro de la primera etapa de contención que se estableció para el rescate del Tuzobus, se llevó a cabo la revista vehicular en la que se especificaron las condiciones de las unidades destacando que cerca del 30 por ciento del parque no están operando, de las cuales, algunas se encuentran desbalijadas, por lo que se buscará rescatar el mayor número de unidades posibles.

Sin embargo, lamentó que todos los vehículos que operan diariamente se encuentran en mal estado “nos dicen que no hay una sola unidad en buen estado, no hay una unidad en regular, todas están o en pésimo estado o no están en condiciones para servir… nos encontramos en una situación de urgencia”.

Aseguró que durante este primer mes que se considera la contención del servicio se estará dando un mantenimiento al servicio, entre lo que se considera un cambio en las llantas pues detectaron neumáticos lisos, además de los frenos y suspensiones en mal estado, lo que pone en riesgo la vida de los usuarios.

Si quienes operaban anteriormente, concretamente el consejo de administración que presidió durante muchos años Joaquín Gutiérrez, fueron insensibles en lo que hace a la caída del parque vehicular,  pero más gravemente al hecho de que se empeoraron las condiciones de seguridad, nosotros no podernos serlo” mencionó el titular de la Semot Guevara Muñoz.

El proceso de contención debe durar un mes, mientras que la segunda etapa programada; la estabilización; tomará dos meses; tiempo en el que se busca no solo dar mantenimiento a las unidades que funcionan, sino también rescatar las que están detenidas.