Los cambios a la ley orgánica del Congreso del Estado, que pretenden el grupo legislativo de Morena, no es ni será algo que apoyen los legisladores de Acción Nacional ni este partido, afirmó el dirigente estatal del PAN, Cornelio García Villanueva.

De acuerdo con el líder local del albiazul, después de conocer de sus diputados respecto a las intenciones de los diputados locales de Morena de hacer cambios a la ley que rige al poder legislativo para poder mantenerse al frente de la presidencia de la junta de gobierno por los tres años de la sexagésima cuarta legislatura, decidieron no apoyar esa postura que a todas luces dijo le daría todas las ventajas de decisión al partido mayoritario.

Eso significa que van a tener el poder de decisión de las cosas que van a ocurrir en el Congreso del estado por los tres años que tiene de duración esta legislatura y en lo particular al platicar con los diputados del PAN al ser un tema que nos interesa, llegamos al acuerdo de que no es algo que como legisladores o partido podemos apoyar”.

García Villanueva afirmó que además de haber acuerdos al respecto y que deben ser respetados, la situación que plantean los diputados de Morena, tampoco es algo que vaya de acuerdo con la nueva composición democrática y geografía política del país y el estado, además de que se debe dialogar entre todas las fuerzas políticas para llegar a acuerdos que beneficien al estado y no a un partido o grupo.

En primer lugar ya son acuerdos hechos y en el caso de este congreso es un acuerdo que tuvieron desde un principio y la rotativa se debe hacer no solamente en este poder legislativo del estado, porque ya se hace en la Cámara Federal y entonces no vemos porqué aquí debe ser diferente y en ese sentido simplemente se ve que el asunto va rumbo a que le van allanar el camino a Morena y eso no es democracia”.

Finalmente, el dirigente estatal del albiazul manifestó que el actuar de esa manera es quitare a los demás partidos la representatividad que les corresponde, además de que en caso de que se concrete la intención de los diputados locales de Morena sería un retroceso democrático lamentable.