Hay tiempos, como los actuales, en los que se dice y se puede constatar que entre los diferentes grupos políticos, hay personajes que no se han dado cuenta que han perdido todo, y que lo poco que les queda no saben cómo mantenerlo, por la realidad en que estuvieron por décadas, pero al mismo tiempo hay otros grupos que no saben o n creen aun lo que sucedió y lo que tienen en sus manos como parte no de su trabajo pero sí del cansancio y desesperación de la población.

En el primero de los casos, de aquellos que alcanzaron los máximos niveles de poder, además de que parece que no quieren o no se han dado cuenta que les queda muy poco y que si lo pierden posiblemente den la oportunidad a otros de que con el tempo se conviertan igual que ellos y que los daños para el país pueden ser mucho peor de lo que ambos grupos se imaginan a pesar de que la ciudadanía ya sabe de qué forma puede premiarlos o castigarlos.

En este caso se es también más que evidente que la soberbia no los deja ver más allá de lo que desean, por lo que hay quienes aseguran que solamente les falta el valor para ver y enfrentar la realidad en la que se encuentran, pero que es necesario que se deshagan de personajes que los llevaron a una de las caídas más estrepitosas que se han visto  en la política nacional, además de que dejen atrás esos temores que los llevaron a obedecer y actuar mal en más de una ocasión bajo el argumento de que se trataba o aún se trata de actos de lealtad.

Se comenta que en su caso sería más que sano, no solamente expulsar sino hasta buscar un castigo ejemplar para los que le causaron daño a sus partidos al llevarlos hasta el sitio donde se encuentran que es algo que raya en lo denigrante para alguien que lo tuvo realmente todo y que por confiar en un puñado de personajes con mayores ambiciones que todos los de esos grupos políticos juntos los dejaron en las peores condiciones políticas en las que nadie quiere verse.

Por otro lado, está la contraparte de los que no se han dado bien cuenta de la oportunidad que los partidos que hicieron mal las cosas y la población les dieron para poder cambiar las cosas de manera tan drástica como ocurrió hace ya casi un año en julio del 2018 en que el hartazgo de la población simple y sencillamente la hizo decidir por una de las alternativas que consideraron como la mejor pero que en caso de que no cumpla con las expectativas su situación podría ser de debut y despedida.

Y eso puede ocurrir mucho más pronto de lo que muchos se imaginan debido a que en la realidad actual hay personajes que saben de sobra el lugar en que se encuentran porque s actuación refleja que llegaron justo al lugar que deseaban y buscaban solamente para actuar exactamente igual o peor de aquellos a los que en todo momento criticaron e hicieron todo lo posible para quitarlos simple y sencillamente para quedase ellos en esas posiciones que tanto criticaron.

Un claro ejemplo de lo que incluso se aprovechó para sacar a los que ahora ya no saben qué hacer, es la actuación de la senadora de Morena Nestora Salgado, quien  en su visita apenas en la víspera del fin de semana cono invitada para dar una conferencia magistral en un encuentro de mujeres, en todo momento estuvo rodeada se guardaespaldas y negándose incluso a entrevistas como si se tratara de toda una estrella de los espectáculos, pero que  al final solamente dejo en claro que actúa exactamente igual a lo que criticaba y que puede llevarla igual que a su partido a un castigo ciudadano en las urnas.

COMPARTIR