Los fraudes cibernéticos denunciados ante la Condusef se incrementaron en más de un 100 por ciento en los últimos cinco años, al pasar de dos millones 949 mil 49 de ellos en 2013, a siete millones 300 mil 575 casos en 2018.

A los fraudes cibernéticos se sumaron los calificados como “tradicionales”, que pasaron en este tiempo de dos millones 579 mil 769 a dos millones 961 mil 210 casos atendidos.

Con ello sumaron, en cinco años, 10 millones 261 mil 793 los usuarios de servicios financieros que vieron sus recursos afectados por la delincuencia.

Los delitos cibernéticos, consistentes en la clonación de tarjetas,  robo de identidad, transferencias no reconocidas y problemas con la banca móvil,  se sumaron a los reclamos tradicionales por consumos no reconocidos.

Por lo que toca a los fraudes cibernéticos el monto de lo robado ascendió en 2018 a un monto de reclamaciones de 18 mil 909 millones de pesos, mientras que en fraudes “tradicionales” los reclamos fueron por nueve mil 333 millones de pesos.

Cabe destacar que el mayor número  de reclamaciones por  fraudes cibernéticos se dio el año pasado en el comercio por internet, con un monto reclamado de cinco mil 209 millones de pesos, seguido por las operaciones por internet de personas físicas, con dos mil 290 millones,

 

En Hidalgo, creció el número de reclamaciones

En tanto, la subdelegada de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), María del Pilar Castañeda, informó que en el estado creció el número de usuarios atendidos en el primer cuatrimestre del año, en relación al mismo período pero en 2018.

La funcionaria detalló que mientras que de enero a abril del año anterior el número de casos ascendió a 12 mil 671, para este período, en el año en curso, la cifra creció a 12 mil 986 casos, con una diferencia de 315 casos

En Hidalgo, como en el resto del país, los principales reclamos fueron: por consumos no reconocidos, créditos no reconocidos, transferencias no reconocidas, clonaciones de tarjetas y problemas con banca móvil.

Es en este período de tiempo cuando la Condusef atiende a un mayor número de usuarios, pues se suman las compras navideñas con los gastos de Semana Santa, dos períodos en los que se da mayor uso al crédito bancario, y de los que los estados de cuenta se difunden al mes siguiente.

La función de la Condusef en estos casos de reclamo consiste en apoyar a los usuarios para que elaboren cartas de reclamación a las instituciones bancarias que expidieron los créditos. En caso de no recibir respuesta en 20 días hábiles, se procede a convocar a una audiencia de conciliación y  el acompañamiento al usuario para tratar de lograr acuerdos con la institución bancaria a la que fue dirigida la queja. De no darse una solución, entonces el caso se canaliza a la  Defensoría Pública federal.