A casi seis meses de haber tomado posesión como jefe del Poder ejecutivo, el presidente Andrés Manuel López Obrador mantiene un ritmo de trabajo muy intenso. Las conferencias de prensa diarias y la visita a diferentes regiones del territorio nacional, han marcado una constante en el quehacer de su administración. Por supuesto que no todo el mundo coincide con las estrategias seguidas por la presente administración, sin embargo, quienes pronosticaban la ocurrencia de un colapso financiero y escenarios de catástrofe, han tenido que moderar sus comentarios ante la realidad. Si bien el crecimiento de la economía ha sido modesto, el índice de precios y cotizaciones muestra un comportamiento similar al del mes de marzo de 2016, durante la administración de Enrique Peña Nieto REF1.

 

En columnas anteriores se ha mencionado ya que tratar de modelar el crecimiento económico de un país tan complejo como el nuestro, es una tarea bastante difícil. No obstante, el panorama actual está lejos de los escenarios caóticos que sugerían que, de ganar la presidencia López Obrador, México terminaría con una crisis financiera sistémica: “terminaríamos como Venezuela”, solían decir. Sin embargo, diarios tan conservadores com El Financiero, han dado cuenta de que, al día miércoles de esta semana, El Banco de México (Banxico) informó que dólar interbancario cerró en 18.982 unidades. Un nivel por debajo de 19 pesos no se veía desde el pasado 6 de mayo. En el día, el peso ganó 4 centavos, equivalente a 0.21 por ciento. Por otra parte, la eliminación de algunos aranceles en el comercio entre nuestro país y USA, mejoran las condiciones para la aprobación del TMEC.

 

La reciente renuncia de Germán Martínez a la dirección del IMSS, ha dado pie para que las críticas a la presidencia de la república se intensifiquen desde sectores contrarios al presidente. No obstante, los argumentos expuestos por Martínez son de dominio público: desabasto de medicamentos, falta de personal e insuficiente infraestructura para atender la creciente demanda de la población. Todo ello ya había sido mencionado por el presidente desde principios de año. No es una novedad. Más bien, pareciera que se toma un tema tan sensible como el de la atención al sector salud para atacar a la administración actual. Se requiere un análisis más completo de las acciones emprendidas por titular del ejecutivo para evaluar si el rumbo que sigue el crecimiento económico de nuestro país, es el correcto o no.

 

✉️ carlos.soto.cs8@gmail.com

Twitter: @Cs8Soto

COMPARTIR