El que se mueve no sale en la foto, advertía el viejo líder cetemista Fidel Velázquez para contener los ímpetus de las y los aspirantes para obtener una candidatura, lo que parece ser una lección bien aprendida por unos, pero ignorada por otros.

En vísperas de las elecciones del año 2020 para renovar las 84 presidencias municipales del estado, miembros de todas las fuerzas políticas con representación en la entidad hacen lo posible por ser considerados por las directivas de sus partidos para contender por los diferentes cargos edilicios, principalmente el de titulares de las presidencias municipales.

Todos sabemos que los partidos políticos realizan estudios para elegir a los candidatos y entre éstos destacan mediciones de popularidad, conocimiento que tiene la gente de los aspirantes, opinión y reputación de los mismos.

También se considera la opinión de militantes destacados de los partidos que han ocupado cargos de representación, ex diputados, ex senadores y ex gobernadores, así como de quienes se han desempeñado en puestos de dirección al interior del organismo político del que se trate.

Por eso cuando se pregunta por qué tal personaje no ocupó la candidatura que pretendía, la respuesta es simple: “no le alcanzó”.

En estas fechas pareciera que diferentes actores de la política, de distinta ideología y partido político, realizan movimientos estratégicos en pos de alcanzar el posicionamiento adecuado que les permita ser tomados en cuenta y si no todos llevan a cabo esa acción de cualquier forma pareciera que lo hacen, pues en tiempos preelectorales todo movimiento es tomado en cuenta para bien o para mal.

En el escenario político se encuentran personajes que en el desempeño de las funciones que tienen a su cargo han realizado una amplia actividad y no se puede decir que estén trabajando para obtener una candidatura, pues su ritmo de trabajo siempre ha sido acelerado.

Sin embargo, hay servidores públicos que al parecer tienen más urgencia en estos momentos de promover su imagen en los medios tradicionales y en las redes sociales, por lo que sus equipos cuidan cualquier detalle para favorecer su despegue.

Sin embargo, hay quienes se mantienen como si nada; es decir, que no han acelerado su ritmo de trabajo ni su aparición en la prensa ni en Facebook ni Twitter, ni ningún otra red social, pero no por ello se considera que nos aspiren ni que no tengan proyecto político.

Aunque se supone que en noviembre dará inicio el proceso electoral para la elección de presidentes municipales, no será hasta que arranquen las campañas cuando se sepa quién va con qué partido, qué aspirantes se convirtieron en chapulines, quiénes se quedaron con las ganas de obtener un candidatura y quiénes fueron seleccionados para contender pero en el fondo sus posibilidades de triunfo son escasas

Lo que sí es seguro es que la renovación de alcaldías implicará al mismo tiempo la renovación de cargos en la administración pública estatal y en las 84 administraciones municipales, pues muchos perfiles saldrán de dichos gobiernos.

Después del triunfo de Morena en la presidencia de la República, en varios estados y en varios Congresos estatales, el proceso electoral que se avecina en Hidalgo será interesante por los reacomodos y las sorpresas que podrán deparar algunos nombramientos, así como las alianzas que se establezcan en esta nueva era de la política mexicana.

Quedamos a la espera.

 

✉️ georginaobregon433@gmail.com

Twitter: @Georobregon

COMPARTIR