Familiares y amigos de la joven Merani Hernández Martínez, estudiante del Instituto Tecnológico de Pachuca, se manifestaron la tarde de este lunes en las instalaciones de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Hidalgo, para iniciar una queja contra ministerios públicos por detectar irregularidades durante su detención al ser acusada de robo a un hotel de Pachuca.

De acuerdo con sus familiares, el pasado jueves, la joven quien trabajaba en el hotel Fiesta Mexicana como recepcionista, fue víctima de extorsión al recibir una llamada de presuntos trabajadores del SAT, pidiéndole que depositara la cantidad de 90 mil pesos, dinero que retiró de la caja del hotel pero no depositó hasta esperar instrucciones de su superior.

No obstante, denunciaron, que cuando notificó los hechos a la responsable de su área, ésta llamó a la policía municipal quienes a su vez dieron aviso a las autoridades ministeriales, sin embargo le pidieron que acudiera a las oficinas de la Procuraduría para rendir declaración, donde acusaron, fue detenida arbitrariamente imputándole el robo de 290 mil pesos.

Señalaron que detectaron irregularidades en su proceso desde su detención, ya que no se le notificaron sus derechos, no se le permitió hacer una llamada hasta después de varias horas y la declaración del denunciante la modificaron en dos ocasiones.

Por lo anterior, acudieron a la CDHEH para iniciar una queja, señalando que la joven se encuentra detenida, no le permitieron derecho a fianza y únicamente les dieron un lapso de 144 horas para presentar pruebas en su defensa.