El mayor reto de los partidos políticos luego de la elección del 2018, es no perder su registro y demostrar que tienen la capacidad y militancia para seguir en la vida política del país y el estado, afirmó el representante de Morena ante el Instituto Nacional Electoral (INE) Carlos Humberto Suárez Garza.

Previo a presentar la conferencia magistral titulada “Desafíos de los Partidos Políticos Después de la Histórica Elección del 2018”, que tuvo lugar en el Lobby del recinto legislativo, Suárez García, manifestó que después de dichos comicios, los retos para los institutos políticos en general a excepción de Morena son muy grandes.

Uno de los principales retos de los partidos en el corto plazo es hacer todo lo posible por  salvar sus registros y esto comenzará a verse en el corto plazo porque debemos recordar que en unos días más van a tener que iniciar por mandato de la ley un proceso de reafiliación para poder justificar su permanencia y algunos que tienen más de 50 años se van a encontrar con que muchos de sus afiliados ya no existen en su catálogo de militantes por lo que van a ver en riesgo su permanencia en la vida política del país y por ende en los estados”.

Previo a su disertación, Carlos Humberto Suárez, añadió que otro de los  factores a vencer será el relacionado a la labor  de reestructuración que van a tener que realizar ya que muchos de  estos sufrieron serias afectaciones en sus estructuras previo a los comicios del año pasado  por lo que van a tener que hacer un replanteamiento total desde su interior para poder permanecer en esta actividad.

Tienen que hacer un replanteamiento de lo que son realmente como partidos, además de que al mismo tiempo van a tener que hacer frente a situaciones como las que se han planteado de que los financiamientos se reduzcan en un 50 por ciento lo cual incluso tendrá mucho que ver con la votación que lograron en la más reciente elección”.

De igual manera, el ponente manifestó que realmente en esa situación se encuentran prácticamente todos los institutos políticos quienes antes que nada van a tener que comprobar ante la instancia federal del país que cuentan con la cifra mínima de militantes que es de al menos 240 mil militantes para poder seguir como partidos políticos.