Por unanimidad de votos en el congreso del estado fue aprobado el dictamen que adiciona un Capítulo VIII del Reconocimiento de la Identidad de Género en la Ley para la Familia del Estado de Hidalgo, a fin de toda persona acceda a este derecho sin acreditar algún procedimiento para reconocer su identidad de género.

Durante el desarrollo de la sesión ordinaria de este jueves, los legisladores que presentaron la propuesta, entre ellos la diputada Tatiana Ángeles Moreno y Víctor Osmind Guerrero, manifestaron en tribuna, que  en la  iniciativa se establece por identidad de género la convicción personal e interna, tal y como cada persona se percibe a sí misma, la cual puede corresponder o no, al sexo asignado en el registro primario.

Guerrero Trejo añadió: “Además de que en ningún caso será requisito acreditar intervención quirúrgica, terapia, diagnóstico u otro procedimiento para el reconocimiento de la identidad de género; por lo que el reconocimiento respectivo se llevará a cabo ante el Oficial del Registro del Estado Familiar cumpliendo todas las formalidades que exige la normatividad“.

Aseguró que en la reforma se estableceque toda persona mayor de edad que requiera el reconocimiento de su identidad de género, podrá presentar solicitud al Oficial del Registro del Estado Familiar respectivo, quien realizará la anotación marginal en el Libro correspondiente, procediendo a reservar el registro primario e inscribiendo el nuevo registro de nacimiento, asentando el nombre elegido y el género adoptado, persistiendo los demás datos asentados.

También para realizar la solicitud de reconocimiento de la identidad de género, sin menoscabo de los requisitos que señale la reglamentación correspondiente, las personas interesadas deberán presentar: Solicitud debidamente requisitada; Copia certificada del acta de nacimiento primigenia, para efecto de que se haga la reserva correspondiente; original y copia fotostática de su identificación oficial; y original y copia de su comprobante de domicilio actual“.

En la misma sesión, las y los legisladores locales avalaron las iniciativas en materia de prelación de apellidos al momento de registrar a hijos o hijas, así como garantizar la identidad de género de las personas, las cuales, consideraron como trascendentes e históricas para la entidad.