Por medio de sus redes sociales, municipios del estado de Hidalgo se sumaron a la difusión de la campaña Yo Sin Bolsa, Yo sin Popote de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, la cual busca reducir el uso de plástico y unicel en favor del medio ambiente, brindando información, presentando opciones y dando a conocer la nueva normatividad.

A partir de este 15 de abril, la campaña tomó vigencia para las cadenas comerciales como  tiendas departamentales y de autoservicios, las cuales como opción, entregaron bolsas biodegradables, de papel, yute, o de tela, ya que de no hacerlo, serán acreedores a una multa económica que va de los 10 a 150 veces la Unidad de Medida y Actualización (UMA).

En este caso, los municipios como Pachuca, Tlahuelilpan, Atotonilco el Grade, Chilcuautla, Tulancingo, Atitalaquia, Tepeji del Río, Tula, Acaxochitlan, Progreso de Obregón, entre otros, hicieron uso de sus redes sociales para sumarse a la difusión de la campaña informando sobre la prohibición del uso de plástico, así como la reducción de material desechable entre los mismos trabajadores.

De igual forma presentaron algunas opciones para el cambio de hábito como el uso de termos, tuppers, bolsas de tela, papel, o biodegradables; para que se elimine la utilización de las bolsas de plástico, popotes y material desechable.

Cabe recordar que los establecimientos pequeños, como centrales de abasto, tiendas de conveniencia, tianguis y mercados tendrán hasta el próximo 15 de junio para adaptar estas nuevas medidas y buscar opciones para la entrega de los productos.

Con la difusión de la campaña por medio de sus redes sociales, los ayuntamientos del estado de Hidalgo buscan reducir el uso de plástico en el estado dando seguimiento y cumplimiento al artículo 44 de la Ley de Prevención y Gestión Integral de residuos del Estado de Hidalgo, que refiere la prohibición por cualquier motivo de proporcionar bolsas y popotes de plásticos, sustituyéndolos por materiales biodegradables.