Queridas y queridos lectores, no se sí están al tanto de las últimas noticias, pero ésta columna es para informarles que en las Filipinas acaban de descubrir una nueva especie humana, dicen que tendría sesenta mil años de antigüedad, ¡“El Homo Luzonensis”!, le pusieron así porque fue localizado en la isla de Luzón, en ése país asiático.

¡Qué mala onda somos las y los hidalguenses!, habríamos de decirles a las y los antropólogos que se fueron hasta el otro lado del mundo a buscar a una nueva especie primitiva y enana de ser humano, ¡que no hay que ir tan lejos!, que nada más tenían que venir aquí a Pachuca, Hidalgo para encontrarse con una nueva, sub-especie humana, de nombren “Asaelius Erectus”.

¡Y que además es diputado del Honorable Congreso de Hidalgo!

¡Eso sí que es avance, no…!

Así es, Asael Hernández Cerón y sus porristas, vulgo, sus compañeras de bancada panista presentaron una iniciativa que pretende regresarnos a las mujeres hidalguenses ¡a la caverna!, de donde, estima el representante popular, ¡Nunca debimos de haber salido!

Estos “que dicen que nos representan”, se han pasado por el arco del triunfo, decenas de años de lucha de las hidalguenses porque sus derechos, ¡que también son derechos humanos! sean respetados.

Ha sido una lucha soterrada, sorda, cotidiana, que nos tiene agotadas, ¡pero no vencidas! Y éste “Fifí”, pretende venir a decirnos cómo debemos de ser las mujeres y a qué debemos responder ¡como autómatas! Así es, Asael quiere legislar desde su privilegio masculino.

Primero: Las normas del Congreso de Hidalgo señalan, que las y los diputados representan a todas y todos,  deben legislar en consecuencia y para eso han de dejar a un lado sus preferencias y sus credos. En resumen ni el diputado del PAN, ni sus compañeras, me representan, ¡Abjuro y les desconozco como mis representantes!

Segundo: Vivimos y nos regimos por un Estado Laico, ¡nos costó una guerra, la de Reforma!, lograr que la iglesia católica y demás confesiones dejaran de meter sus narizotas en los asuntos del Estado!  ¡Al César lo que es del César y a Dios, lo que es de Dios!; No podemos ni debemos permitir que una vez más la iglesia católica quiera, en la persona de un diputado, imponer sus retrógradas creencias, aunque traigan camionadas y camionadas de borregas y borregos, aunque inunden las redes de comentarios en contra de la decisión de las mujeres.

¡Qué calidad moral tiene la iglesia para pretender decirnos a las hidalguenses qué y cómo hemos de vivir!

Les propongo un trato a los jerarcas de éste credo: ¡Cuando curas, arzobispos y obispos dejen de violar a niñas, niños, adolescentes y mujeres en todo el mundo. Cuando quienes lo han hecho reciban un ejemplar castigo por parte de las leyes civiles. Cuando permitan a sus miembros hablar y aceptar su verdadera orientación sexual y cuando ustedes renuncien a sus privilegios económicos, políticos, sociales y culturales, ése día; dejo de luchar por los derechos de las mujeres!

Tercero: En todo éste diálogo, se está dejando de lado, ¡como siempre! la responsabilidad de la otra parte de la ecuación en un embarazo. ¡Las mujeres no nos embarazamos solas, Virgen María sólo hubo una, no habrá jamás otra, para crear un bebé se necesitan dos!

Pensemos en un hombre sano de 17 años, ¿sabe usted cuántos espermatozoides expulsa durante una eyaculación? ¡MILLONES, MILLONES! ¡Millones y millones de posibilidades de embarazar a una mujer!

Piense, ¿a cuántas mujeres un hombre sano puede embarazar en un año?, ¿le parecen bien 365? Ahora reflexione ¿Cuántas veces una mujer puede quedar embarazada en un año? Respuesta: ¡UNA!

¿A QUIÉN HAY QUE CONTROLAR ENTONCES, A QUIÉN HAY QUE CASTIGAR ENTONCES EN CASO DE UN ABORTO?… ¡Ahí se lo dejo!

¡No nos hagamos tontas y tontos!, el objetivo de la iniciativa panista en el Congreso de Hidalgo, ¡No es a favor de la vida!, es  a favor de seguir controlando el cuerpo y la sexualidad de las mujeres ¡lo primero que colonizó el machismo.! ¡Asael, no pretendas controlarnos a todas, con una es suficiente!

¡No estamos a favor del aborto, estamos a favor de que en caso de que una mujer tenga un aborto o decida abortar lo haga de manera legal, segura y gratuita! ¿Se entiende la diferencia?

¡EDUCACION SEXUAL PARA DECIDIR, ANTICONCEPTIVOS PARA NO ABORTAR, ABORTO LEGAL PARA NO MORIR!

COMPARTIR