La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) realizó un operativo para combatir la tala ilegal en el municipio de Acaxochitlán, en donde aseguró 1.116 metros cúbicos (m3) de madera en rollo de pino y encino de la cual no fue acreditada su legal procedencia, además de incautar un vehículo tipo Pick-up.

Luego de recibir diversas denuncias realizadas por los habitantes de las comunidades de Zacacuautla, San Mateo, Barrio El Tecorral, Presa Santa Ana, San Miguel El Resgate y El Lindero, los inspectores federales de Profepa, en coordinación con elementos de la Agencia de Seguridad del estado de Hidalgo y Seguridad Pública Municipal de Acaxochitlán, llevaron a cabo un operativo en materia forestal en la zona que colinda con el municipio de Honey, estado de Puebla.

El operativo consistió en la inspección de dos centros de almacenamiento y transformación de materias primas forestales (CATs), la realización de recorridos de vigilancia en la región de Acaxochitlán y la instalación de un filtro de revisión de vehículos en el crucero de Honey, Puebla, con la comunidad de Zacacuautla, Hidalgo.

En este filtro, los inspectores Federales de la Procuraduría ambiental detuvieron un vehículo tipo Pick-up que transportaba madera en rollo.

Al ser requerido, el conductor no exhibió la documentación para acreditar la legal procedencia de las materias primas forestales, por lo que se le aseguraron 1.116 m3 de madera en rollo de pino y encino además del vehículo en que lo transportaba.

Los bienes asegurados de manera precautoria, fueron depositados en el corralón municipal de Acaxochitlán, Hidalgo, esto con fundamento en el Artículo 170, fracción ll de la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente.

La Profepa destacó que de acuerdo con lo señalado en el artículo 157, fracción II, de la Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable, el presunto responsable podrá hacerse acreedor a una multa que va de 100 a 20 mil veces la Unidad de Medida y Actualización vigente así como al decomiso de la madera.

La Profepa informó que en las visitas de inspección a los dos centros de almacenamiento y transformación de materias primas forestales, no se detectaron irregularidades.

La Procuraduría indico que la zona de Acaxochitlán es considerada como una de las áreas críticas en materia de ilícitos forestales, ya que se tiene documentada la tala ilegal, el robo de madera y la transformación forestal de manera clandestina en la zona de Zacacuautla y comunidades aledañas.

Con estos operativos, la Profepa reitera su compromiso de combatir e inhibir los ilícitos forestales.