El uso de modernas tecnologías en el hogar, como los calentadores solares, pueden significar para las familias un fabuloso ahorro en el consumo de energías tradicionales como el gas LP; sin embargo, el elevado costo de las mismas, de unos ocho mil pesos en promedio en el caso de los calentadores, reduce su acceso a familias con medianos y altos ingresos.

En casa veníamos pagando un cilindro de gas al mes, –con un precio de 358 pesos este mes de marzo-, más o menos, y ahora con el calentador solar el gas ahora nos dura hasta tres y hasta cuatro meses”, asegura la familia Vela Martínez, de siete miembros, quien considera que el esfuerzo por pagar este calentador solar de ocho mil 600 pesos, “bien ha valido la pena. Tenemos agua caliente para bañarnos, en el fregadero y en la lavadora”.

Esta ecotecnología debía ser instalada, hasta fechas recientes, por las constructoras que edificaban vivienda económica, la de menor precio, financiada por el Infonavit.

Para nosotros el calentador solar fue una bendición; yo no sabía cómo funcionaba cuando compramos la casa pero que fabuloso resulta; como nosotros nomás somos tres de familia, si acaso compramos un tanque de gas para la estufa allá cada seis meses”, afirma a su vez Nohemí García, vecina del fraccionamiento El Saucillo, en Mineral de la Reforma.

El constructor de viviendas y expresidente de la Cámara Nacional de la Industria Desarrolladora de Vivienda (Canadevi), en Hidalgo, Jorge González Corona, acepta la importancia de dotar a los inmuebles no solo de calentadores solares y focos ahorradores sino de otras tecnologías que permitan a los hogares producir la energía que consumen, como panales solares.

Pero es tecnología que aún resulta muy cara y que vendría a encarecer el precio de las viviendas”, hace notar.

 

Calentadores solares, con precio promedio de 7 mil pesos

Recorrer el mercado en Pachuca en busca de calentadores solares permite conocer que su variedad es muy grande, al igual que su capacidad; los hay para familias pequeñas, de hasta cuatro miembros, con precio promedio de seis mil 500 pesos, incluida la instalación, hasta para familias grandes, de ocho o más miembros, con precios que alcanzan los 17 mil pesos y gran capacidad.

Sería fabuloso que alguna institución financiera, que el gobierno federal o el estatal, ofrecieran créditos blandos a la gente de menores recursos para que pudieran tener acceso a estas tecnologías, que finalmente se pagan solas, con el ahorro, y que permitirían aprovechar una fuente de energía natural, no contaminante, como lo es la solar, y abatir las importaciones que realiza el país de energía eléctrica, de gas”, considera el constructor.