Tal y como su nombre lo indica, en el estado, y no se diga en el país, los partidos políticos se encuentran no solamente partidos, sino muy fracturados, por lo que a pesar de lo que digan sus dirigentes o representantes, porque hay casos en los que los líderes no han salido a decir nada, lo que conforma las sospechas de que muchos decidieron dejar sus puestos y solamente piensan regresar hasta que se dé un cambio urgente o llegue el elevo normal

Sin embargo, esto debe suceder lo más pronto posible porque en el caso de Hidalgo, ya comenzaron los tiempos no oficiales para el proceso de elección de presidentes municipales del próximo año, por lo cual, en estos momentos, ya comenzaron a salir algunos personajes que buscan una oportunidad de poder ser postulados para los cargos de elección popular que estarán en disputa y cuyo proceso oficial inicia a partir de la segunda quincena del año en curso.

Para nadie es desconocido que en otros institutos políticos más, algunos de sus personajes se han comenzado a esconder para no ser los señalados para poder representar en sus partidos en las urnas en los comicios del próximo año, ante el temor de que puedan ser vapuleados nuevamente, además de que cada vez más quedan reducidas las posibilidades de que puedan aprovecharse de los cargos ya que cada vez son y serán más vigilados por lo que estar en la actividad política ya no les representa las mismas posibilidades que antes.

Pero los más optimistas, como son en el caso de la entidad los partidos que después de haber sido nacionales quedaron reducidos a locales dicen y aprovechan toda oportunidad mediática para poder decir que poder decir que esta es su oportunidad, y que incluso trabajan para poder recuperar sus registros nacionales, lo cual saben muy en el fondo que eso será más que imposible y que el riesgo que tienen es que no solamente van a perder sus registros locales sino que de plano van a desaparecer  más pronto de lo que se imaginan y lo que esperan.

Pero en otros más, donde la división es más que notoria come es el caso del Partido del Trabajo, que en el caso de Hidalgo, ni ellos mismos se explican la manera en que se han podido mantener pese a las diferencias internas que han mantenido por varios años y ahora mantienen una pugna muy fuerte pos la dirigencia estatal, ya que a pesar de la llegada de un nuevo comisionado no se ha podido imponer el orden desde su dirigencia nacional donde se asegura que se apoya a quien esta vez está por ser separado de ese partido al ser acusado por su pareja sentimental de violencia física.

En el caso de los partidos que cuentan con mucha experiencia y que saben de negociaciones, se asegura que para no quedar en peores condiciones en los siguientes comicios  ya trabajan en actividades para no perder lo poco que conservan, y es por eso que se afirma que han comenzado a tratar de convencer a sus contrincantes ahora en el poder para apoyar algunas de sus acciones a cambio de que puedan dejarles uno que otro cargo que les permita seguir vigentes, como es el caso del PVEM, que ya abandonó a sus aliados tradicionales.

Estas son las razones por las que aparentemente esto les abre algunas oportunidades de poder resurgir, o por lo menos mantenerse en la vida política del país y del estado, y obviamente no perder los recursos económicos que se les entregan como prerrogativas que para ellos finalmente es lo más importante.

COMPARTIR