En las instalaciones del Centro Hidalguense de Estudios Superiores (CENHIES), se rindió un homenaje póstumo al ex alcalde de Actopan Leonardo Ramírez Álvarez, mejor conocido como Chapey, quien falleció la noche del jueves a los 83 años de edad por problemas de salud.

Quien también fue el fundador y rector del instituto educativo, estuvo acompañado en su último adiós, con quienes compartió en el ámbito educativo diferentes anécdotas, entre ellos maestros personal administrativo, alumnos, ex alumnos y compañeros de trabajo.

El homenaje en cuerpo presente estuvo encabezado por sus familiares, esposa, hijos, hermanos y nietos quienes compartieron la trayectoria de quien fuera  licenciado y servidor público durante varios años.

Nacido en la comunidad de Estancia en Actopan tuvo desde muy pequeño participaciones como representa estudiantil, de comunidad, hasta llegar a obtener  grados dentro del gobierno municipal y estatal de los cuales se destaca su gestión como alcalde de su municipio en el periodo 2006-2009.

También fue magistrado, Subprocurador y director jurídico del Gobierno del estado, entre otros cargos políticos bajo el Partido Revolucionario Institucional, sin embargo enfocado en impartir educación de calidad por lo que por 25 años trabajó encabezando el centro de estudios superiores.

Durante el homenaje que le realizaran en las instalaciones del Centro Hidalguense de Estudios Superiores (CENHIES), se congregaron estudiantes, quienes reconocieron su profesionalismo al frente de la universidad; además de trabajadores, los cuales recordaron su temple y carácter para poder encabezar una de las instituciones más reconocidas de Pachuca.

A su último adiós acudieron diferentes funcionarios públicos quienes compartieron trabajo con el ex alcalde Leonardo Ramírez Álvarez, entre ellos el Procurador de Justicia del Estado Raúl Arroyo Gonzales.

La primer guardia de honor estuvo encabezada por el personal administrativo con los que inició la fundación del CENHIES, posteriormente sus amigos y familiares, para despedirlo por el estudiantado con más de un minuto de aplausos.

COMPARTIR