La Coparmex Hidalgo salió a la defensa de la labor realizada por instituciones como Fonatur, Bancomext, PROMéxico e Inadem, que hicieron posible en los últimos años un fuerte despegue en materia turística y atracción de capital extranjero, además de impulsar las exportaciones mexicanas. “Hay decisiones carentes de racionalidad, sin análisis y valoración de datos, y claramente inconvenientes para el país.”

El presidente del organismo, Ricardo Rivera Barquín, destacó que en materia económica, tan solo la industria turística representa el 8.7 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) nacional, genera 1 de cada 10 empleos, cuatro millones 145 mil de ellos en 2018,  y aporta una derrama económica de 21 millones de pesos.

Industria que en Hidalgo generó ingresos por más de dos mil 500 millones de pesos el año anterior.

Para alcanzar estas cifras el papel de Fonatur ha sido fundamental, como responsable de la planeación y desarrollo de proyectos turísticos integrales y sustentables, así como de la construcción y mantenimiento de mucha de la infraestructura básica en los municipios que se han consolidado como centros turísticos internacionales.

Rivera Barquín habló también del Banco Nacional de Comercio Exterior (Bancomext), “que ha puesto al desarrollo turístico del país como parte central de la actividad exportadora, financiando con plazos adecuados y tasas competitivas a la inversión hotelera y el desarrollo de complejos turísticos de clase mundial. Su apuesta ha sido generar las condiciones para proyectos de inversión que, por sus elevados retornos de largo plazo y por su volumen, requieren esquemas de financiamiento específicos.”

En el caso de PROMéxico, el presidente de la Coparmex en el estado recordó que a los largo de 11 años este organismo “había sido una herramienta efectiva para el desarrollo empresarial mexicano del ramo turístico en el extranjero. Alianzas exitosas entre inversionistas mexicanos y extranjeros para el sector turístico fueron planeadas e impulsadas desde las oficinas de PROMéxico en el mundo.”

Es el caso también del Consejo de Promoción Turística de México (CPTM), dijo Rivera, en el que “se han articulado, de forma estratégica, los esfuerzos privados y públicos que buscan promocionar la oferta turística del País. Su trabajo ha posicionado a los destinos naciones, en medios y espacios de alcance global, con contenidos dirigidos al mercado minorista y mayorista de todos los perfiles y niveles.”

Destacó además el empresario el importante papel desarrollado por el Inadem, en el que en los últimos años “los emprendedores y micro empresarios encontraron apoyos en financiamiento y aportaciones, para incubar proyectos e iniciativas en playas, pueblos y ciudades.”

Los empresarios, subrayó, “vemos con preocupación que el gobierno federal ha decidido minimizar, y en algunos casos eliminar por completo el trabajo de estas instituciones que permitieron el desarrollo y potenciaron el crecimiento del sector turístico.”

Decisiones que llevan a pensar que el turismo ha dejado de ser una prioridad en el país, pese a ser la segunda fuente generadora de divisas en el país, después de las remesas de connacionales en el extranjero y antes de la industria petrolera.

Estas decisiones podrían romper la inercia de crecimiento en el sector turístico que se había observado en los últimos años y que ha llevado a que México sea uno de los mejores destinos del mundo.

Dijo finalmente el empresario que México está llamado a ser uno de los máximos líderes mundiales del turismo en el Siglo XXI. “Que nadie por ignorancia, miopía o prejuicio le disminuya ese potencial.”

 

FOTOEspecial
COMPARTIR