Mientras se está en los cargos de poder público se tiene la capacidad de hacer todo, principalmente hacer cosas malas que parecen buenas y viceversa, hasta que llegan a sustituirlos otros grupos con los mismos o más deseos de poder bajo el argumento de que su prioridad es la población, principalmente la más desprotegida a la cual solamente usan como bandera política para lograr sus metas y ambiciones personales y de grupo sin importar el daño que hagan a quienes usan para lograr los cargos públicos.

Hasta el momento son muy pocos los que se resisten al máximo de los poderes humanos que les permite hacer prácticamente lo que quieran sin que nadie pueda cuestionarlos o hacer que al menos lleguen algunos beneficios y se tengan que presentar cuentas claras como también hasta el momento lo han pregonado los grupos que han logrado sus metas de poder público.

Es por eso que habrá que esperar a que se den algunos de los resultados de las diferentes administraciones, principalmente la federal porque en el caso de la estatal y la municipal, han tenido tiempo suficiente para demostrar que realmente tenían verdadero interés de ayudar y empoderar a las mayorías como muchos ya lo dijeron peor que en cambio han hecho todo lo contrario y es por eso que la población y la historia les han comenzado a castigar.

Hay casos como los que actualmente se anuncian respecto a que no habrá nuevos impuestos ni aumentos por encima de lo que realmente la población puede pagar como es el caso del agua potable que de acuerdo con las tarifas, estas han sufrido incrementos realmente superiores a los esperados, y eso se refleja en las quejas ante los organismos operadores donde se demuestra ante cada queja presentada que los aumentos son muy por encima de lo programado, eso ante la impotencia de los usuarios que al final tienen que pagar el mal servicio en muchos de los casos.

En este como en muchos casos se asegura que al menos antes los titulares de este tipo de dependencias tenían la decencia de anunciar los incrementos, pero actualmente y como en todos los demás casos que conllevan aumentos en los precios de los productos y servicios, simplemente los aplican y como en el caso del agua potable, en las dependencias se allegan de personas con la habilidad de convencer al usuario no de que tiene que pagar sino que tiene que hacerlo, todo bajo las ordenes de quien en su momento  como directivo también sufrirá las consecuencias  de sus actos.

Y parte de esos actos que fueron para beneficiar a un grupo o partido, son consecuencias como las que en estos momentos sufren algunos de esos grupos que al ser desplazados en las elecciones del 2018, ahora pasan por verdaderos problemas no solamente de credibilidad sino hasta de finanzas lo que de alguna manera va acelerar su desaparición no solo en el largo o mediano plazos, sino en uno más corto de lo que esperaban o se planteaban.

Pese a que algunos hacen cuentas alegres de que se mantendrán o resurgirán, lo cierto es que tendrán que dedicarse a otra cosa y no ser partícipes de acciones contrarias a lo que hicieron  en su momento pensando que era lo correcto, pero que ahora ven como todo lo contrario por lo que hacen todos los esfuerzos a su alcance para hacer creer que las cosas están y van mal sin  importar que con esas acciones se afecte a las mayorías ya que finalmente están acostumbrados a comportarse de esa manera.