La existencia humana ha tenido el atributo de tener mujeres y hombres con aptitudes y capacidades elevadas, sus sapiencias contribuyen en las diferentes ramas de la ciencia, del mismo modo en el ámbito cultural, el resultado de su creatividad y ensoñaciones ayudan en propiciar cambios en el entorno social, en el mundo científico, tecnológico y en las diversas áreas del arte. La pérdida física de cada hombre prolífico en la ciencia y fecundo en el arte siempre dejan pequeños vacíos, ellos se sienten más que complacidos con sus valiosas aportaciones, ¡eh! aquí las palabras de Fernando del Paso:

“El trabajo, la ciencia y las artes, son más dulces que los destellos de una corona”.

Fernando del Paso Morante, hombre de letras dejo de existir en forma física el pasado 14 de noviembre, sin embargo, su ejemplo plasmada en sus obras literarias dejan huella que sirven de guía a seguir. En su desempeño en la literatura ejerció la libertad de expresión, externo lo que miró, sintió y leyó; la expresó a través de la palabra escrita y emitió valiosos mensajes. Ejerció la libertad de ser diferente, libertad de ser él mismo, fue distintivo en su forma de denunciar lo que pasaba y pasa en la escena nacional en que vivimos, actuamos y padecemos. Soportamos la pesada lápida de la inseguridad.

Las palabras son memorables cuando se expresan con sinceridad, franqueza  en denunciar la realidad en que se vive, por eso, el brillante intelectual progresista, predestinado a transformar el mundo, material y espiritualmente, al recibir el Premio José Emilio Pacheco Excelencia Literaria el 8 de marzo de 2015,  emitió ante Rafael Morcillo López, Director de la Fería Internacional del Libro en Estado de Yucatán (FILEY), Cristina  Pacheco, Cristina Rubalcaba, Rafael Tovar y de Teresa, Elena Poniatowska, Vicente Quirarte  Elizabeth Corral. Presentes en la entrega del Premio José Emilio Pacheco.

En su discurso al recibir la presea, le comentó al también escritor ya occiso José Emilio Pacheco: “Quiero decirte lo que tú ya sabes; que hoy también me duele hasta el alma que nuestra patria chica, nuestra patria suave, parece desmoronarse y volver a ser l patria mitotera, la patrias revoltosa y salvaje de los libros de historia”. Historia negra, teñida de tragedias, sobresaltos, desdichas en familias que llegan a perder a uno de sus integrantes por resistirse a entregar lo poco que traen o tienen.

El galardonado a manera  de dialogo hizo énfasis de algunos olvidos entre ellos (Del Paso y Emilio Pacheco), o charlas inconclusas en vida, agregó: “también es una vergüenza que tengamos que vivir muchos años para enterarnos de la existencia de más de sesenta lenguas en nuestro territorio, por ejemplo, el wixárica o kickapoo, cada vez que el grupo indígena que habla una de esas lenguas sea víctima de un despojo, de un ultraje a la sacralidad de su territorio”. La naturaleza, es lo más sagrado en los grupos originarios, cuando se atenta contra ella, el nativo mantiene la postura hierática. Es decir, “Que es rígido y carece de expresividad en sus facciones”. Actitud que no pretende decir que acepta, sino que no le queda más que aguantar decisiones externas.

Fernando del Paso agregó: “¡Qué pena también, que aprendamos cuando estamos viejos que los rarámuris o los triques, mazatecos, son los nombres de pueblos mexicanos que nunca nos había contado, y que sólo conocimos por la vez primera cuando fueron víctimas de un abuso o de un despojo por parte de compañías extranjeras o por parte de nuestras propias autoridades!” Ante estos sucesos y más se preguntó: “De qué nos sirve recoger aquí y allá premios y reconocimientos mientras nuestro país se desprestigia ante los ojos del mundo”.

El 23 de abril de 2016 acudió a España al recibir el Premio Cervantes, fecha simbólica por cumplir cuatro siglos del deceso de Miguel de Cervantes y Saavedra autor de El Quijote de la Mancha, El caballero de la triste figura. En esa especial audiencia vuelve a recordar la situación social que se padece,  dijo ante los  Reyes de España Felipe VI y doña Letizia Presidente Mariano Rajoy Brey, el Ministro de Cultura, Ministro de Deportes Presidente de la Comunidad de Madrid, Rector de la Universidad de Alcalá en su disertación reiteró: “Las cosas no han cambiado en México sino para empeorar, continúan los atracos, las extorciones, los secuestros, las desapariciones, los feminicidios, la discriminación, el abuso del poder, la corrupción, la impunidad y el cinismo. Criticar a mi país en un país extranjero me da vergüenza. Pues bien, me trago esa vergüenza y aprovecho este foro internacional para denunciar a los cuatro vientos…

Fiel a su ética de ser claro, externo su preocupación de continuar en las indecisiones de los encargados de proporcionar seguridad a ciudadanos, empresarios, periodistas que osan elevar la voz y escribir lo que acontece: “Esto pareciera tan solo el principio de un estado totalitario que no podemos permitir. No denunciarlo, eso sí que me daría aún más vergüenza”. El régimen totalitario se caracteriza en la concentración del poder por una organización política.

Fernando Del Paso fue productor y locutor de la radio BBC en Londres Inglaterra, actividad que continuó en su estancia en Paris Francia, combino esta placentera actividad con su responsabilidad de ser consejero cultural de la embajada en Francia, más después fue cónsul general de México.

Fernando del Paso es autor de treinta libros publicados, cultivo los diferentes campos de la literatura: novela, poesía, cuentos, teatro, ensayos y cuentos para niños. Con el uso del idioma español se otorgó ser Miembro del Colegio Nacional en 1996 y diez años después ser Miembro de la Academia Mexicana de la Lengua. Doctor Honoris causa por la Universidad de Guadalajara en 2013. Institución educativa que prestó sus servicios en los últimos años y en esa ciudad tapatía haya elegido lugar de residencia. Además, tuvo la dicha de recibir diez premios nacionales e internacionales más en la fascinante área de la literatura.

Apreciadas lectoras y estimados lectores, ahí quedan las sabias palabras de Fernando del Paso, sobre lo que padecemos en nuestro país, no vasta con mencionar que en nuestro Estado de Hidalgo son mínimos los actos delictivos, se trata de erradicarlo. Porque el conmemorado escritor dijo: “En la justicia se fundan imperios”.  Sí no impera la justicia domina la anarquía. Eso creo.