El Consejo Coordinador Empresarial de Hidalgo (CCEH), mantuvo este lunes su postura a favor de que continúen los trabajos de construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (Naicm), en Texcoco.

El presidente del organismo, Edgar Espínola Licona, dijo estar a la  espera de la reacción de los mercados internacionales sobre la decisión del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, de cancelar dicho proyecto aeroportuario.

El empresario consideró muy lamentable que después de 10 años de promover el aeropuerto en Texcoco y los últimos cinco años empleados en elaborar el proyecto y arrrancar la construcción, “ahora se diga que este no es lo más conveniente.. . ¿cómo nos deja esto en el exterior?

Recordó el también constructor que “quedó demostrado en los debates que la mejor opción es Texcoco por costo a largo plazo”.

Otro problema será la logística de interconexión entre los tres aeropuertos, citó, para hacer notar que “el impacto ambiental se da así se construya una casa que un aeropuerto”.

 

Reconsiderarán los empresarios sus inversiones

Licona Espínola afirmó que la decisión tomada por López Obrador, de cancelar el proyecto en Tizayuca, seguramente llevará a los hombres de empresa mexicanos a reconsiderar sus inversiones, una vez conozcan bien e proyecto y las reacciones que su cancelación origine en el extranjero.

El que se construyan dos grandes pistas en Santa Lucía y se remodele el aeropuerto de Toluca, para descargar en parte al actual Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, será limitado el beneficio que genere al estado de Hidalgo.

“No con un aeropuerto que estará terminado en 10 años, con una tercera parte de operaciones, y sin carga ni turistas que mover”.

Espínola Licona insistió en que “mientras a México como país le vaya bien, se irá bien al estado de Hidalgo”, y recordó que Hidalgo depende en gran medida de las participaciones federales que reciba, “y si éstas se ven disminuidas porque el gobierno federal no cuenta con recursos, porque ya no recibe o no crecen los ingresos generados por el turismo o venta de petróleo, al país no le irá bien”.