Antes de rendir protesta al cargo de Comisionado Nacional del Partido del Trabajo (PT) en el estado en sustitución de Arturo Aparicio Barrios, Javier Hernández Calixto, afirmó que no llega a encabezar ni revivir conflictos internos en su partido no abanderar a nadie, aseguró que no se tiene prevista en el corto plazo una auditoria a la anterior administración.

Luego de esperar a que fuera presentado ante la militancia petista de ese instituto político debido a las pugnas entre los grupos encabezados por Alejandro Olvera Guzmán y Diana Marroqin y otro por Arturo Aparicio Barrios, quienes previo a su llegada tuvieron un altercado en el que tuvo que intervenir la policía estatal para imponer el orden, lamentó la división en su instituto político en la entidad.

Las acciones que tenemos previstas en el estado a partir de estos momentos serán de trabajo, unidad y mucho esfuerzo sobre todo para consolidar al PT como un partido reactivo a la sociedad y sobre todo competitivo para las próximas elecciones y esa es la prioridad”, dijo.

De igual manera sorprendió a la militancia reunida frente a la sede del PT en la capital del estado, donde se encontraba atrincherado el grupo de Aparicio Barrios, al declarar que su presencia en el estado solamente se debía a su presentación como nuevo Comisionado Nacional y no para iniciar una auditoria a la administración de Aparicio Barrios, además de que la presencia de la contadora de CDE de su partido era solamente para constatar la entrega-recepción.

De momento no habrá  auditoria, este es solamente un acto de entrega-recepción de lo que se tiene en las oficinas de este partido, de acuerdo a los inventarios del comisionado anterior, y en lo personal no sabemos sí Arturo Aparicio, se encuentra  aquí en estos momentos y reitero que esto no es más que mi presentación ante los compañeros y en cuestión de una auditoria no se está solapando a nadie y la presencia de la contador del nacional es la responsable de la entrega recepción de acuerdo  a los bienes que se tienen en los inventarios”, agregó.

Por su parte el también petista Pascual Chárrez Pedraza, ofreció al nuevo representante nacional del PT cambiar de oficinas de partido ante los rumores de que el propietario del inmueble donde se encuentran sus oficinas, es Arturo Aparicio, además de solicitarle que el ex comisionado deje de intervenir en los asuntos de ese instituto político y el legislador local.

Ante las diferencias y conato de agresión entre los grupos petistas fue necesaria la intervención de las fuerzas de seguridad pública.

De momento solamente es la instalación  y posteriormente haremos las revisiones necesarias en el partido hasta sus últimas consecuencias”. Javier Hernández Calixto.