México inmerso en el sistema electoral del pluripartidismo, convergen en la geografía política nueve partidos políticos nacionales con registro, reconocimiento que obliga para participar en elecciones federal y local para elegir presidente de la República, senadores, diputados, gobernadores, diputados locales, presidentes municipales y regidores.

En las pasadas elecciones de julio de 2018 participaron nueve partidos registrados. Partido Acción Nacional (PAN), Partido Revolucionario Institucional (PRI), Partido de la Revolución Democrática (PRD), Partido Verde Ecologista de México (PVEM), Partido del Trabajo (PT), Partido Nueva Alianza (PANAL), Partido Movimiento Ciudadano (PMC), Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), Partido de Encuentro Social (PES). Además, un partido independiente.

Tres contendientes con mayor representatividad formaron sus respectivas coaliciones, estos fueron: “por México al frente” (PAN, PRD, PMC), “Todos por México” (PRI, PVEM, PANAL), “Juntos haremos historia” (MORENA, PT, PES). La conformación de partidos coaligados contribuye a unir fuerza y solventar gastos de campaña.

El sistema electoral vigente aporta ventajas, porque fomenta la participación electoral, garantiza la intervención de partidos políticos para participar en la democracia y da pauta a mayor transparencia electoral. Las desventajas marcadas en el proceso de toma de decisiones resultan complicadas porque los partidos acompañados en el trayecto de la elección, no se debe a su afinidad ideológica, sino sus acciones motivadas más por intereses políticos, por consiguiente, pierden credibilidad. Por eso, El PANAL y PES han perdido su registro.

La pérdida de registro se debe a las condiciones políticas de cada partido político, la primera es la confianza de sus afiliados, la seguridad de sus activistas, el compañerismo de sus simpatizantes, sólo desde la confianza se consolida afinidades, es más también influye la lealtad de los actores políticos, de estas dos variables los votantes caen en el mercadeo inestable de definición de sus objetivos.

El estado de Hidalgo está circulando hacía la perdida de legitimidad de poderes, debido a la falta de acuerdos políticos, el descontento entre el poder ejecutivo y por parte del poder legislativo, es motivo de estar en la mira de generadores de opinión en el ámbito nacional e internacional, la popularidad es debido al desconocimiento la legisladora María Luisa Pérez Perrusquía presidenta de la junta de Gobierno del Congreso estatal. El nombramiento fue determinado en el Congreso del estado de Hidalgo en acuerdo a la reunión realizado el 31 de julio cuando la mayoría priista en el entonces LXIII Legislatura hizo adecuaciones a la Ley Orgánica del Congreso hidalguense. El diputado por morena Humberto Vera Godoy reclama la titularidad de la junta de gobierno por ser mayoría.

El documento no fue aceptado para su firma por Panal, la queja ha llegado a la Cámara de senadores, cámara de diputados y a la Presidencia de morena, sólo en la legislatura federal de morena ha encontrado eco. De continuar con la reticencia de los partidos políticos a través de sus legisladores se contempla obstrucción de la aplicación de políticas públicas.

Dado la mayor afluencia de los electores en los pasados comicios, se contempla que en México hay mayor participación política, debido a que uno de sus candidatos más que otros, se contempló invocaciones en el quehacer político, destacados por más urgentes, que llevan a transformar la vida política, económica y cultural del país. Sin embargo, movilidad y cambio son elementos componentes que han dado en el transcurso de todo proceso histórico de antiguas civilizaciones. También, el cambio va ser aplicada en las nuevas sociedades progresistas, porque las evoluciones son ineludibles aún en las sociedades tradicionales, porque ellas también participan en la renovación en el ámbito político y en otros campos, de lo contrario perecen.

La historia de los pueblos implica, ante todo, movimiento, transformación; innovación para lograr la transición que también es permanente y no sólo debe ser suma y llanamente mutación simbólica. Lo que ha hecho mal a México es la perspectiva compacta del poder, se ejerce todo el poder o nada, no se quiere compartir la supremacía, se es democrático o no se es. Las sociedades modernas van encaminadas hacia nuevos senderos de participación y ejercicio del poder de lo contrario se está fuera del realismo político.

Charles Louis de Secondat, varón de Montesquieu teórico político de origen francés, autor de Cartas Persas, consideraciones sobre las causas de la grandeza y decadencia de los romanos y Espíritu de las Leyes, en sus obras  lego su pensamiento en frases célebres, sobre democracia y otros temas igual de interesantes, comparto a lectores la siguiente: “La democracia debe guardarse de dos excesos: el espíritu de desigualdad, que lo conduce a la aristocracia, y el espíritu de igualdad extrema que conduce al despotismo.” Los partidos políticos están en consideración de tomar en cuenta las sabias palabras de este hombre de conocimiento partidario del enciclopedismo.