Los acontecimientos que aún se viven al interior del Congreso del Estado por la presidencia de la junta de gobierno, sin duda que han generado todo tipo de comentarios, desde los que son en defensa de cada uno de los protagonistas hasta los que hablan de la decepción que han generado en gran parte de la población que esperaba todo, menos que los grupos y partidos se disputaran el poder en tanto que la ciudadanía sigue en espera de que se legisle para mejorar al menos un poco su nivel de vida.

Es innegable en estos momentos que la disputa por los mejores cargos de poder en el Congreso del Estado son los mayores intereses, de los que la población tiene sus propias conclusiones sin perder de vista que uno de los dos grupos realmente hace mal las cosas y que los costos políticos que pagará son muy grandes porque han dejado ver no solamente el tipo de personas son sino también que son capaces de todo por obedecer y complacer a sus jefes que están en cargos de poder y que tienen miras políticas muy altas,

Sin embargo las acciones de muchos de estos personajes en la máxima tribuna del estado donde se han protagonizado los actos “porriles” de los protagonistas que se acusan de esa manera, no necesitan de un estudio sociológico profundo para ver y conocer sus verdaderos intereses, pero sí es necesario para saber de lo que son capaces solamente por defender un cargo de poder público que muchos desconocemos sus alcances pero no su importancia porque todos saben que hay cargos de poder público para todo tipo de privilegios.

Algo de lo que todos saben pero nadie dice en voz alta y que eso sirve a los que ostentan estos puestos no solamente para una que otra venganza política o para poner un freno a los contrincantes  sino hasta favorece con un cargo ficticio al hermano, la pareja, el primo el tipio los sobrinos, los amigos, compadres y sus allegados hasta con “sueldos”, de hasta 50 mil pesos mensuales.

En tanto la actual situación es comentada no solamente entre las familias sino en los bares, el café, los restaurantes y reuniones de amigos así como en las redes sociales, donde se dejen escuchar las verdaderas y mejores opiniones de la ciudadanía la cual como sí se tratara de la mejor de las series o noveles, están en espera del siguiente capítulo, porque saben que algo va a suceder será espectador de un episodio del que no saben esta vez quién saldrá victorioso.

Además las apuestas sobre quién será el ganador final, hay más incertidumbre por conocer qué es lo que realmente obliga incluso a hombres y mujeres preparados académicamente con aparente altos niveles de coeficiente a tener que actuar de esa manera para defender un cargo de poder, ya que se han dado acciones que muchos pensaban y veían de estos personajes como algo muy lejano o de personas que pierden hasta la dignidad para defender una causa.

Muchos imaginaban a estas personas incapaces de actuar de esa manera o de comportarse como las peores personas solamente por un cargo, y mucho menos en un lugar como el recinto legislativo, donde se supone que se va a exponer y confrontar ideas para legislar y sacar adelante al estado y sus habitantes, pero hasta el momento lo que han dejado ver a la población, es que lo que menos les interesa es su labor para la cual fueron electos la gran mayoría de ellos, por lo cual la decepción es muy grande al grado de que el Congreso del Estado ya es visto como un refugio de personas que buscan el poder por el poder.

Y por lo visto aún faltan muchos capítulos más de esta serie donde los protagonistas son capaces hasta de exponer su integridad para defender sus intereses personales y las de sus grupos políticos, y dentro de todo eso demostrar el verdadero tipo de personas que son y los intereses que tienen, aunque vaya de por medio su dignidad.

COMPARTIR