Con un segundo bloqueo en menos de una semana a las principales calles del centro de la ciudad de Pachuca, comerciantes establecidos pidieron un alto a las manifestaciones de los informales pertenecientes a la Federación de Organizaciones Independientes del Estado de Hidalgo (FOIDEH) quienes, aseguran, han perjudicado sus ventas.

Este lunes, cerca del mediodía, el grupo de foidistas bloqueo la avenida Benito Juárez a la altura de Palacio de Gobierno y la intersección con Guerrero provocando el desvió de los automovilistas tanto de transporte particular como público.

Mientras los quejosos reclamaban por la falta de espacios para vender su mercancía, la entrega del mercado, así como del retiro en la zona de hospitales y el centro histórico, algunos trabajadores de los negocios establecidos en la periferia manifestaron su molestia por la baja de afluencia de personas.

Desde las 12 volvieron a cerrar la calle, se van como a las tres y el flujo de compradores se regulariza hasta las cuatro… ya son cuatro horas que perdimos de venta y yo estoy por comisión”, indicó Estefaní Moreno, vendedora de una zapatería.

Ya pónganles un alto, no es posible que cada semana les estén permitiendo que hagan su voluntad, la ciudad como dicen ellos, es de todos y todos debemos convivir en armonía”, expresó molesta la señora Laura, quien tuvo que caminar desde la estación Manuel Dublán para llegar al mercado Primero de Mayo.

El pasado jueves, integrantes de la FOIDEH, junto a su líder Oscar Pelcastre, cerraron la avenida Benito Juárez por espacio de una hora, posteriormente se trasladaron a la plaza Independencia donde nuevamente bloquearon la circulación, para dirigirse a la presidencia municipal Pachuca y retirarse hasta las cuatro de la tarde.

Cierran la calle hasta Covarruvias, aquí ya no pasan los carros, las personas se molestan por el tráfico y se van, aquí ya no llegan los clientes”, dijo Mario Aguilar, trabajador de una ferretería.

En esta ocasión, nuevamente cerraron la avenida Benito Juárez y Guerrero por espacio de cuatro horas, donde pidieron la intervención de gobierno del estado sin obtener una respuesta positiva, posteriormente se dirigieron a la Casa Rule para retirarse cerca de las tres y media.