Sin focos rojos y con plantilla laboral completa es como trabajará la Secretaría de Seguridad Pública del estado (SSPH) para atender el desarrollo de las elecciones el próximo primero de julio, lo anterior en coordinación con las policías municipales, el ejército y la policía federal.

El titular de la SSPH, Mauricio Delmar Saavedra, indicó que de acuerdo al Instituto Estatal Electoral (IEEH) y el Instituto Nacional Electoral (INE) no se tienen zonas de alertamiento o en donde posiblemente se pueda desarrollar algún conflicto durante el proceso de las votaciones, por lo que esperan que ese día transcurra con tranquilidad.

No obstante, los elementos de la policía estatal estarán haciendo recorridos permanentes en todo el estado, vigilando y garantizando la seguridad de los votantes sin descuidar las labores cotidianas.

En cuanto al robo de combustible, aseguró que a pesar de no tener amenazas directas de estos grupos para afectar el desarrollo de las votaciones, estarán manteniendo los recorridos sin considerar que este delito influya directamente o tenga relación con las votaciones.

Por lo anterior, reiteró que de acuerdo con las instituciones electorales no existen zonas de amenaza, sin embargo, estarán trabajando de manera coordinada los tres niveles de gobierno y el ejército mexicano tanto para el desarrollo como para el traslado de las boletas.

Asimismo, dio a conocer que los elementos de seguridad tendrán la oportunidad de ir a votar como cualquier ciudadano de manera que cada elemento estará en un perímetro cercano a su vivienda para que, como civiles, vayan a sus casillas a ejercer su derecho.

Delmar Saavedra consideró que el desarrollo de las votaciones se llevará en focos blancos puesto que no tienen ninguna zona de alerta, ni en los municipios donde el huachicoleo ha afectado la tranquilidad de los pobladores, ya que ambas situaciones no están relacionadas, sin embargo, la vigilancia se mantendrá en todos los municipios, coordinados con las policías municipales.