Las compras “en línea” resultan cada vez más atractivas pero representan un riesgo creciente de fraude, en especial cuando no media el uso de una tarjeta de crédito, alertó la Comisión Nacional para la Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

En un comunicado oficial, el organismo informó que los fraudes a través del comercio electrónico creció 15 veces del 2011, cuando se registraron 279 mil 216 casos en el país, al 2017, cuando sumaron cuatro millones 82 mil 155 casos.

Alerta la Condusef de los riesgos de comprar vía internet, pues la afectación monetaria por este tipo de fraudes alcanzó los cinco mil 65 millones de pesos en 2017, de los cuales sólo se han abonado tres mil 820 millones, es decir, 80.7% de lo reclamado.

La Condusef clasifica el fraude financiero en dos tipos: el cinernético, que es el que se lleva a cabo sin mediar una tarjeta de crédito física, y el tradicional, en el que sí media el uso de un plástico.

Reporta que en lo que se refiere al fraude tradicional incluso se ha registrado una reducción en el número de casos.

Todo lo contrario ocurre con el fraude cibernético, los cuales van en cifras recientes. Precisa la Condusef que durante 2017 se realizaron 173 millones 736 mil 722 operaciones de comercio electrónico, lo que significa que por cada 10 mil operaciones se han tenido 188 reclamaciones.

De acuerdo a las cifras de la comisión, en las Terminales Punto de Venta se generaron 2 mil 836 millones 634 mil 556 operaciones, con un total de 2 millones 058 mil 265 reclamaciones, lo que significa que por cada 10 mil operaciones hubo 7 reclamos.

En los cajeros automáticos se registraron  mil 764 millones 641 mil 399 operaciones y se tuvieron 220 mil 526 reclamaciones, lo que quiere decir que por cada 10 mil operaciones se presentó una reclamación.