Cerca de 100 pobladores de las localidades de Tilcuautla, Benito Juárez y Santa Rosa cerraron el camino a La Concepción, a la altura de ICSA, para exigir que el fraccionamiento Villas de la Concepción no se conecte a la red de agua potable de estas tres comunidades.

Tomás López Hernández, delegado de Benito Juárez, indicó que el problema radica en que Caasim quiere dotar de agua al fraccionamiento Villa de la Concepción, lo cual afecta a las tres comunidades cuyos pobladores decidieron bloquear el camino, “no estamos de acuerdo tanto los representantes como población en general”.

Señaló que Caasim tienen otras opciones a donde conectar a ese fraccionamiento para dotarlos de agua, “porque a ellos se les hace muy fácil conectarse a nuestra red, ellos traen un tubo de Cerro Gordo que alimenta la Universidad del Fútbol, Los Arcos, Solares, que tiene una capacidad de 14 pulgadas ¿y porque no les dan de ahí?”

López Hernández manifestó que ya le sugirieron eso a Caasim, pero la dependencia les dijo que no.

Para abordar el problema, dijo que programaron una reunión desde el pasado 6 de febrero, la cual se iba a realizar ayer a las 11:00 horas, pero a las 10 de la mañana les comunicaron que la reunión se cancelaba, por lo que al continuar el desacuerdo, sobrevino el bloqueo, “no somos juguete de nadie y que nos quieran pisotear cuando se les dé la gana”.

El delegado explicó que de conectarse este fraccionamiento, les disminuye el caudal, “nosotros le hacemos hincapié a Caasim que a nosotros nos condicionaron, cuando se nos dio ese servicio que las tres comunidades tenían que hacer el zanjeo, y aquí todos intervinieron, se tuvo que hacer a pico y pala y ahora ciertas personas, a la mejor con poder, vienen y sin costarles nada, se quieren conectar afectando a las tres comunidades”.

En principio, los integrantes de las tres comunidades dieron un plazo para ser atendidos por Caasim, de lo contrario, amenazaban con cerrar la carretera federal Pachuca-Actopan.

Y es que los vecinos de las comunidades de Tilcuautla, Benito Juárez y Santa Rosa, denunciaron que solamente una vez a la semana reciben agua, y es el día sábado, de 7 de la mañana a las 9 de la mañana, por lo que sólo disponen de dos horas para abastecerse y el que este fraccionamiento se conecte los afectaría en su abastecimiento.

Además, se quejaron de que a ellos los recibos les llegan por arriba de los cien pesos, mientras en los fraccionamientos los cobros son más baratos.