Comerciantes del Centro Histórico de Pachuca responsabilizaron a la empresa de parquímetros Movipark de la caída de hasta 40 por ciento en sus ventas en el presente año, a causa de las arbitrariedades cometidas por personal de la misma que desalientan a los consumidores a visitar la zona.

Acompañado de casi un centenar de firmas, los comerciantes presentaron un pliego petitorio al regidor Nabor Rojas, pidiéndole que intervenga para frenar los abusos de Movipark, y exigiendo que se cumplan los beneficios que les fueron ofrecidos para que aceptaran la instalación de parquímetros y que no se han cumplido.

Los comerciantes argumentan que personal de Movipark coloca inmovilizadores en los autos sin justificación y sin la presencia de agentes de tránsito, sin que las quejas de los automovilistas por este hecho sean atendidas.

Esto ha desalentado a los consumidores a acudir al centro, perjudicando con ello no sólo a los comerciantes sino también a los empleados y proveedores, al bajar la actividad económica.

Mucho nos ofrecieron, nada nos han cumplido”, señalan los comerciantes al recordar que el argumento más esgrimido por las autoridades municipales, en su momento, fue que el contar con parquímetros ofrecería mayor movilidad en la zona y atraería a los consumidores, pues les facilitaría el estacionamiento, lo que no ha sido así.

Tampoco se ha alentado el uso del transporte público, señala el pliego petitorio, automovilistas continúan estacionándose en doble fila y no es más económica que pagar estacionamiento, pues Movipark no responde en caso de daños al vehículo, robo parcial o total del mismo.

Se supone que el objetivo era regular el aparcamiento en la vía pública, lo que no ha ocurrido; “ahora es la empresa Movipark la que se ha adueñado de las calles y se cierra al diálogo con los afectados”.

Comerciantes y vecinos del Centro Histórico argumentan que tampoco los parquímetros han reducido la contaminación, pues así lo han señalado autoridades correspondientes.

Los inconformes exigen ser escuchados por las autoridades municipales y de la empresa para resolver esta problemática sin tener que recurrir a acciones de resistencia ciudadana.