El PRI del siglo XXI no puede ser igual que el del siglo 20, por lo que el partido necesita un golpe de timón,  afirmó la secretaria general de ese partido Claudia Ruiz Massieu, al encabezar los trabajos de la asamblea estatal deliberativa y electiva rumbo a la XXII asamblea nacional ordinaria que tendrá lugar en agosto próximo, en la Ciudad de México.

Durante el evento, que tuvo lugar en la sede del tricolor en la capital del estado, Ruiz Massieu, dijo que su partido debe de dar respuesta a las exigencias de los mexicanos, además de reconocer que el sistema de representación y de partidos,  atraviesa  por una crisis de confianza por parte de los ciudadanos, por lo que dijo  que la izquierda se desdibuja, la derecha se consume en pugnas internas y los populistas creen tener la verdad absoluta.

Así también manifestó que el PRI, tiene la oportunidad de hacer una reflexión seria para renovarse además de señalar que su partido es el único en el país que engloba y escucha las propuestas de todos sus militantes, y muestra de ello es que  en la primera fase de los trabajos rumbo a las XXII, Asamblea  nacional se han escuchado las voces de 236 mil priistas, de estos seis mil 512 son de Hidalgo.

Es por eso que nos temen y nos envidian por la fuerza territorial, por la disciplina institucional y la capacidad de generar unidad a partir de nuestra diversidad, por lo que el PRI tiene el reto de ser más competitivo, más cercanos a la gente, además de que es el único en proponer políticas y leyes que garanticen la gobernabilidad y el crecimiento económico para la mayoría de los habitantes del país”.

Claudia Ruiz, añadió que también se deben de exigir parámetros a los gobernantes y a los legisladores en un ejercicio permanente de rendición de cuentas, “solo así seremos más competitivos, más fuertes y más unidos“.

En el encuentro al que acudieron el ex gobernador Manuel Ángel Núñez Soto, legisladores locales, federales y funcionarios emanados de ese partido, el dirigente estatal del tricolor  José Leoncio Pineda Godos, refirió, no se puede cerrar los ojos ante la realidad que vive el país, hacerlo así sería un suicidio.

Al mismo tiempo manifestó que su partido cuenta con las herramientas y capacidades para cumplir con el reto que tienen rumbo al 2018, y es el de construir un proyecto que logre sobrepasar el populismo que es un reflejo de la clase política arcaica,  que vive del erario y saca ventaja de temas sensibles como la pobreza.

Afirmó que quienes han tenido la oportunidad de alternancia demostraron su ineficiencia para gobernar, por ello dijo, con la asamblea se tiene la posibilidad de poder escuchar a todos los sectores, jóvenes, amas de casa, la realización de estos trabajos no es algo improvisado, se trata de un ejercicio de responsabilidad con la historia, con el presente y el futuro.